30 marzo 2014

La leche {frita} que me han dao

Cuando decidieron, en mi opinión con muy buen criterio, enseñar en las escuelas nociones de economía, imagino que pensaron que es algo a lo que todos nos vamos a tener que enfrentar en nuestras vidas. Conocer qué es la inflación es clave para saber cuánto te subirán el sueldo si eres afortunado, y saber qué son los tipos de interés es fundamental para entender cómo, después de llevar 15 años pagando la hipoteca, no has amortizado nada de capital. Pero deberían haber aplicado el mismo criterio y haber incluido otra asignatura de la que tarde o temprano necesitamos tener conocimientos. Y es que no hay quien se libre en esta vida de que le timen en el dentista.
No digo yo que nos tengan que enseñar todo de todo, pero vamos, que así sin pensar mucho se me ocurre que hay muchos más candidatos a ser llamados por el camino del empaste y la endodoncia que por el de la construcción de túneles transalpinos. Por lo cual, si en el cole no nos enseñan nociones básicas de ingeniería especialista en hacer voladuras controladas de montañas, y en cambio optan por explicarnos cómo distinguir entre una caries que necesita un empaste y un timo por parte del avispado del dentista, yo creo que aciertan. Y creo que hacen un bien a la humanidad.
Y es que este mes, con motivo del Asaltablogs, el divertido reto que se inventó Gastroandalusí, consistente en que un tropel de bloggers roben una receta de un blog designado por sorteo, he tenido ocasión de conocer Postres Originales, un blog llenito de propuestas muy especiales. Entre ellas encontré una receta que me pareció una delicatessen monísima. Una Leche Frita de Violetas. El caso es que la leche frita es una receta a la que le tengo mucho cariño porque fue uno de mis primeros pinitos en la cocina. Y os preguntaréis ¿y qué tiene ésto que ver con el dentista? pues os lo cuento. En esta vida mía, si sumo todas las horas que he pasado en la sala de espera de un dentista, me sale una cuenta según la cual, he llegado a estar varios meses de mi vida sentada leyendo todo tipo de revistas del corazón. Ha habido temporadas en las que ni Jesús Mariñas sabía lo que se cocía en la prensa del corazón mejor que yo. Pero mi gran descubrimiento de esas épocas fue la revista pronto. El  pronto con sus historias para no dormir de enamoramientos imposibles (aún recuerdo la de uno que contaba desgarradoramente cómo se había enamorado locamente de una chica que conoció en las fiestas de un pueblo para acabar enterándose de que era su hermana perdida! y aún así se casaron!) pero sobre todo con sus recetas. Las recetas del pronto son de las mejores que se han visto. Unas explicaciones paso a paso de lo más detalladas, y unas fotos estupendas.
Y así, todo el tiempo invertido en el dentista ha terminado teniendo una utilidad más allá de la de las decenas de empastes innecesarios que me han hicieron. Porque en aquella sala de espera llena de gente, yo aprovechaba el tiempo haciendo los deberes del cole, y sacando de mi cartera un cuadernito en el que copiaba las recetas del pronto. Luego al llegar a casa las pasaba a limpio y las guardaba en una carpeta que se vino conmigo cuando me independicé y que aún tengo en mi cocina.
Esto hoy en día ya no sería posible. En una sala de espera ya nadie lee las revistas. Cada uno se concentra en su smartphone y las historias del pronto ya no pueden competir con las burradas virales que nos llegan en forma de vídeos de WhatsApp. Así que ya no hay manera de encontrarle el lado bueno a ir al dentista. Por eso reivindico una asignatura escolar en la que enseñen a los chicos nociones básicas para identificar a un dentista timador, que hay muchos, y para entender cuando uno honrado nos dice que una intervención de cualquier tipo es necesaria por cara que resulte. Y entonces, intentad disfrutar de las horas de espera, que esas no os las quita nadie.
De la mano del blog Postres Originales he recordado esta receta. En este caso el blog asaltado me ha servido de inspiración para elegir receta. Estoy segura de que no le importará que ponga mi versión de la leche frita, bueno, la versión del pronto, que conservo escrita con mi buena letrita de adolescente (hoy en día, sin teclado no sé escribir). Os la dejo por si la queréis probar.

Ingredientes
  • 1/2 litro de leche (la mía semidesnatada)
  • 5 cucharadas soperas no muy colmadas de Maizena
  • 5 cucharadas de azúcar
  • la ralladura de 2 limones
  • harina y huevo para rebozar
  • aceite de oliva o girasol para freír
  • 3 cucharadas de azúcar mezcladas con una cucharadita de canela para rebozar
 Preparación
  1. Del medio litro de leche reservar como medio vasito y desleír en él la harina de maíz revolviendo bien con una cuchara para que no queden grumos.
  2. Poner el resto de la leche con el azúcar, la mantequilla y la ralladura de los limones a cocer revolviendo para que se deshaga el azúcar y la leche tome los sabores del limón. 
  3. Justo cuando rompa a hervir añadir la leche que teníamos reservada con la harina de maíz y bajar el fuego. Remover contínuamente porque espesará en seguida. Seguir cociendo la masa sin dejar de remover durante unos 5 minutos. Es importante remover sin parar para que no se agarre al fondo. 
  4. Verter la masa en un molde cuadrado o rectangular y alisar la superficie con el dorso de la cuchara. 
  5. Cubrirlo con papel film bien pegadito a la masa para que no haga costra. Con cuidado porque estará caliente. 
  6. Dejar enfriar a temperatura ambiente y luego guardar en la nevera un mínimo de 3 horas. Se puede hacer de un día para otro.
  7. Cuando haya enfriado se corta en cuadraditos y se rebozan por harina y después por huevo y se fríen en aceite caliente hasta que se dore el rebozado.
  8. Se dejan escurrir bien en papel absorbente y se rebozan con la mezcla de azúcar y canela.
  9. Se sirve templadito.
Cosas a tener en cuenta:
- en algunas recetas que he visto ponen también una rama de canela al cocer la leche y luego la retiran antes de añadir la Maizena. A mí me parece que con el toque de canela que se pone al final es suficiente. Prefiero el saborcito que da la ralladura de limón.
- En cuanto a la canela que se pone en el rebozado final junto con el azúcar, para mi gusto es mejor quedarse corto de canela que pasarse, porque si no mata todos los demás aromas.
- En la receta original del pronto, si os fijáis en la foto, el rebozado se hacía con pan rallado, como en las croquetas. Yo siempre lo he hecho así, pero en esta ocasión he probado con harina y huevo que es como se hace en la receta de Postres Originales. De las dos maneras me gusta mucho.

Happy en el dentista gracias a Pronto



Image and video hosting by TinyPic

35 comentarios:

  1. Que rica la leche frita, me encanta. ¡¡Buen asalto!!
    Un beso

    ResponderEliminar
  2. Te ha quedado genial y a parte de conseguir maravillosas recetas del pronto también haces unas fotos que más quisieran ellos. Yo si te digo la verdad soy Ingeniera de Caminos y algunas veces he pensado que hubiese sido más rentable otra profesión porque por lo menos podría estar en mi casa y no ir dando tumbos de obra a obra pasando algunas veces por el paro. Un besazo, que tengas un feliz domingo y subiré la foto pronto a la web :)

    ResponderEliminar
  3. Ohhhhh, como me gusta la leche frita!!!! Y a tí te ha quedado súper bien y unos trocitos bonitos!!!! Seguro que ha triunfado!!!

    Un besito,
    Sandra von Cake

    ResponderEliminar
  4. Pero qué cosa más rica! Te ha quedado una leche frita increíble!
    Me encanta el reto del asaltablogs! Es una idea fantástica
    No conocía tu blog pero me ha encantado! Me quedo por aquí para no perder detalle
    Besos
    www.puntodenieve.blogspot.com

    ResponderEliminar
  5. Bea , felicidades por la receta .. Soy adicta a la leche frita es que no se parar y la tuya tiene una pinta espectacular!! Y las fotos preciosas.
    Bicos guapa.

    ResponderEliminar
  6. Jajaja!! Ni de adolescente aplicada tuve esa letra!! Ahora no la entiendo ni yo!! Te han quedado genial... vamos... como para arriesgarse a tener una caries con tal de probarlas!!

    ResponderEliminar
  7. Hola Bea! como te cundía el tiempo dientes, deberes, recetas... que apañadita! yo todavía tengo alguna receta de revista recortada y pegada en un cuaderno! enhorabuena por el asalto! Besos y nos vemos robando una nueva cocina en abril.

    ResponderEliminar
  8. Pero están preciosos!!! me encanta la presentación y las formas que les has dado!

    ResponderEliminar
  9. Qué buena la receta. La leche frita creo que gusta a todo el mundo. Te ha quedado buenisima !!! Un besote

    ResponderEliminar
  10. Casiiii, hemos coincidido, pero no, .. yo hice leche frita con caramelos de violetas,
    Te ha quedado deliciosa me encanta
    Besinos
    El Toque de Belen

    ResponderEliminar
  11. mmm que pintaza!!! esto contigo en lo de la revista y me muero de risa con la foto final, un besote compi!

    ResponderEliminar
  12. Pero como os currais algunas vuestros post...
    Pintaza la de esta leche frita. me comia una brocheta de esas del tiron!!
    Besitos,
    Dule

    ResponderEliminar
  13. Adoro la leche frita, y esta tiene una pinta deliciosa!! Besos

    ResponderEliminar
  14. jajajajaja... Bea, adoro la imagen final, la de la cabra... jajajaja
    Pues mira, tienes razón, en el dentista y en la peluquería no hay otra cosa más importante que hacer que leer las revistas y ponerse al día. Yo nunca he comprado revistas del corazón, pero en cuanto iba al dentista o a la pelu, me ponía al día en un plis.
    Te doy la razón en cuanto a los dentistas timadores. Y de eso me he dado cuenta al vivir en Holanda. En España, por nada y menos, ya te están empastando y endodonciando... en cambio en Holanda son más conservadores con los dientes. Más caros, eso sí, pero también más buenos (es lo único bueno de la sanidad de pago de Holanda, que en general es pésima, pero algo es algo).
    Leche frita sólo he comido una vez, y era congelada...con eso te lo digo todo. Por eso la leche frita es otra espinita que tengo y que tengo que probar pero ya!!!
    Creo que me tiraré a tu receta del Pronto, que total, está más que probada por ti... y a saber por cuántas personas mas!!!
    Besos!!!

    ResponderEliminar
  15. Y que razón tienes...!!! Y sobre la receta genial, con una pinta estupenda. Lástima que ha día de hoy todavía no las he probado, al haberme parecido siempre muy empalagosas, pero todo se andará... Por cierto yo también he sacado muchas recetas del pronto y otras revistas similares...jajaja
    Besos y feliz semana..!!!

    ResponderEliminar
  16. Pues mira que bien aprovechadas tus horas en el dentista, la pinta que tiene la leche frita es increible, vamos que me estoy poniendo mala de envidia de ver las fotos, que dicen comeme,comeme... con lo que me gusta a mi la leche que te han dao!!

    ResponderEliminar
  17. Yo soy fan de la leche frita es un postre de familia que nos encanta,te ha quedado genial. Yo siempre la paso por harina y huevo ,lo del pan rallado ni idea.
    La cabra que graciosa.
    Un beso y buena semanita

    ResponderEliminar
  18. Uf...sabes, mañana voy al dentista,jejeje!
    llevas razón, antes si soliamos leer las revistas, sobre todo las recetas ,ahora lo que hacemos es pelearnos con nuestros hijos porque te quitan el movil para jugar y nosotros lo queremos para whatsapp por dios, un besito y me ha encantado tu receta!

    ResponderEliminar
  19. Jajaaaaaaa, nena, hacíamos lo mismo, copiar y copiar recetas. La leche frita solo la he comido una vez cuando fui al pubeblo de mi novio. Tengo que hacerla, me repito mil veces...espero que de este mes no pase.
    Besooos

    ResponderEliminar
  20. Que buenaa, yo creo que solo la he probado en un restaurante asiático jajaja ahora que no puedo tomar nada que tenga leche debería probar a hacer esta leche frita en casa, con alguna bebida vegetal :D

    Besos.

    ResponderEliminar
  21. el puchero de la bruja1 de abril de 2014, 19:26

    Por dios que rica la leche frita me encanta, a ti que quedo de lujo un asalto perfecro.
    Un beso

    ResponderEliminar
  22. Jajajaja genial tu post, lo has rematao con la foto final me meo!!!
    Y cuanta razón, ya es que ni revistas hay que yo estuve el Viernes! Ahora hay televisiones planas xxl y smartphones como tu dices... esto no pue ser! Yo leía mucho Pronto cuando ayudaba a mi tía en el bar también de jovenzuela, era su revista favorita la que siempre compraba y me encanta cotillearla y también apuntar recetas.

    Me ha encantado tu receta, tu asalto y tu historia.

    Un besazo guapa!

    ResponderEliminar
  23. Buff que pinta! Nunca he hecho leche frita pero como para no hacerla, está taaan buena:) Es una de las recetas de dulces más antiguas, existe desde la época de los romanos, aunque ellos hacían una pasta con harina, agua y miel y la dejaban cuajar, la cortaban y la freían... suerte que esto a evolucionado y ahora tenemos esta cosa tan deliciosa! Un asalto genial bea!
    Un besito

    ResponderEliminar
  24. Jajajajaja como me he reído con tu reflexión...

    Es verdad lo del pronto! Aquellas historias rocambolescas y enredadas que parecían mentira... pasionales, que siempre le pasaban a alguien como tú, pero nunca a ti ni a nadie que conocieras... jajajaja el precedente escrito de los culebrones venezolanos

    :D

    Sobre el dentista, no me hables... que tengo una boquita de delicada... frita me tienen, como tu leche! Ahora voy a la clínica de la Universidad Europea de Madrid, y mal que bien, contenta estoy, la mitad de caro que cualquier dentista y como son alumnos sabes que timarte, no te timan.

    ResponderEliminar
  25. Que rica la leche frita, yo la haré pronto porque en casa nos gusta a todos. tus fotos geniales, Un beso!!

    ResponderEliminar
  26. Pues si que merece la pena los ratos de espera en el dentista! Esta leche frita tiene una pinta espectacular! A ver si me animo a hacerla, que aún no lo he probado nunca...
    Marta

    ResponderEliminar
  27. Pues seguro que es una versión de lo mas deliciosa!!! Una pinta irresistible!!!!
    Besotes

    ResponderEliminar
  28. me encanta la leche frita, la hice hace tiempo en varias ocasiones y nos encantó tanto que ya nos da miedo prepararla de nuevo porque no nos dura más de una tarde jejejej. Me gusta mucho como nos la presentas en las fotos, se ve realmente buena
    Un asalto de lujo
    besos

    ResponderEliminar
  29. Jajajaja totalmente de acuerdo con la pronto jajaja yo era de las que cuando veía alguna receta que me gustase zas arrancaba la hoja jajajajajajaja y esta de la leche frita es una de las mil que tengo pendiente de hacer ya sin pronto!!! yo también reenvindico dejarnos un poco los tlfs y parlotear mas jajajaja besos mil

    ResponderEliminar
  30. Menudo repaso que le hemos pegado a la prensa de calidad este asaltablog, ja,ja Y la leche frita riquísima. Besísimos

    ResponderEliminar
  31. Dios pero qué pintaza tiene esta leche frita Bea!
    Estoy totalmente de acuerdo contigo, deberían enseñar a distinguir entre un dentista que hace su trabajo y uno que hace de más, porqué no se pasan más horas de espera que en un dentista, y si encima te timan, pues peor aún!
    Por lo menos le supiste sacar provecho a esas horas muertas, y gracias a eso nos traes esta pedazo de receta.
    A ver si un servidor se anima, que degustarla la he degustado muchas veces, pero hacerla, más bien no, jeje!
    Por cierto, muy buena letra, yo de adolescente ya no había quien leyera mis apuntes, fueran de lo que fueran!

    Besos, y feliz finde!

    ResponderEliminar
  32. ¡Qué delciosa se ve! me han encantado las fotos dan ganas de coger un trozo ;-) Nunca he probado la leche frita pero ganas no me faltan y ahora con este asalto no me puedo negar a prepararlas.
    Un abrazo
    Lxx

    ResponderEliminar
  33. Me ha encantado leer tu entrada, que razón tienes en lo de los dentistas tendrían que inventar aplicaciones para detectar a los dentistas timadores.
    Sobre la receta la leche frita es una delicia, me encanta y con esas fotografías se me hace la boca agua.
    Gran asalto
    Besiños

    ResponderEliminar
  34. Jajajaja, cuánto razón tienes guapa! Anda que no habré malgastado tiempo de mi vida en la sala de espera del dentista. Creo que a estas alturas de mi vida me podría haber sacado hasta la oposición de notario, no te digo más ;)
    En cuanto a la leche frita...tengo muchas ganas de hacerla en casa porque la he comido muy poquitas veces y siempre porque algún alma caritativa (léase vecina, tía abuela,...) me daba un poco.
    Muás
    Gallecookies

    ResponderEliminar

Dime qué te ha parecido o pregúntame lo que quieras

Post nuevo Post antiguo Home
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...
Blogging tips